Diagnóstico de las Condiciones Benignas del Seno

¿Cómo se diagnostican las condiciones benignas y las infecciones del seno?

Además de obtener una historia médica completa, para diagnosticar una condición del seno, su médico podría proceder con lo siguiente:

  • Realizar un examen físico completo para:
    • Localizar cualquier nudo y sentir sus características (como por ejemplo: Su textura, tamaño y la relación con la piel y los músculos del pecho).
    • Buscar cambios en los pezones o en la piel de los senos.
    • Revisar los nódulos linfáticos de la axila y de por encima de las clavículas.
  • Ordenar exámenes de imágenes, incluyendo:
    • La mamografía de diagnóstico para buscar masas y calcificaciones.
    • Ultrasonido del seno para evaluar más a fondo la información del examen físico o la mamografía.
  • Si hay secreción de los pezones, aparte de la leche materna, ordenar un examen microscópico de laboratorio de dicha secreción.
  • Si hay secreción de los pezones, aparte de la leche materna, ordenar una radiografía de los conductos de los pezones.
  • Ordenar una biopsia del tejido removido del área sospechosa.

¿Cuáles son los diferentes tipos de biopsia?

  • Biopsias guiadas por imágenes - aquellas que utilizan la ayuda del ultrasonido o de otra técnica de imágenes, las cuales incluyen:
    • Aspiración por medio de una aguja fina - una aguja muy fina es guiada dentro del área sospechosa y remueve una pequeña parte del tejido.
    • Biopsia por medio de una aguja de centro - una aguja más grande es guiada dentro del nudo para remover un cilindro pequeño de tejido.
  • Biopsia quirúrgica - un procedimiento quirúrgico que se usa para remover todo o parte de un nudo.