Esófago de Barrett

Dibujo de la anatomía del sistema digestivo de un adulto
Clic Imagen para Ampliar

¿Qué es el esófago de Barrett?

El esófago de Barrett es una condición en la cual las células normales que revisten el esófago, llamadas células escamosas, se convierten en células que generalmente no se encuentran en los seres humanos, llamadas células columnares especializadas. El daño del revestimiento del esófago causa que las células cambien. Menos del 1 por ciento de las personas que presentan esta afección desarrollan cáncer del esófago. Sin embargo, sufrir de esófago de Barrett puede aumentar el riesgo de tener cáncer esofágico.

¿Qué causa el esófago de Barrett?

El esófago de Barrett se desarrolla en algunas personas que padecen reflujo gastroesofágico crónico (su sigla en inglés es GERD) o esofagitis (inflamación del esófago). Se cree que el daño del revestimiento del esófago, causado por estas condiciones, causa estos cambios anormales en las células.

Dibujo que demuestra el reflujo gastroesofagal
Clic Imagen para Ampliar

Las personas que ha tenido acidez con regularidad corren el riesgo de padecer el esófago de Barrett y deben hablar de esto con su médico.

¿Cuáles son los síntomas del esófago de Barrett?

A continuación se enumeran los síntomas más comunes del esófago de Barrett. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Despertarse durante la noche debido a ardor de estómago.
  • Vómitos.
  • Dificultad para tragar.
  • Sangre en el vómito o en las heces.

Algunas personas que tienen esta condición pueden ser asintomáticas. Los síntomas del esófago de Barret pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

Ilustración de un procedimiento esophagogastroduodenoscopia
Clic Imagen para Ampliar

¿Cómo se diagnostica el esófago de Barrett?

Además del examen físico, el médico realizará una endoscopia, durante la cual se introduce un tubo delgado y largo, llamado endoscopio, por la boca y con mucho cuidado se pasa por dentro del esófago. Este tubo cuenta con instrumentos que le permiten al médico ver el revestimiento del esófago y extraer una pequeña muestra de tejido (biopsia), la cual se examina en el laboratorio para determinar si las células escamosas normales han sido reemplazadas por células columnares.

Tratamiento del esófago de Barrett:

El tratamiento específico del esófago de Barrett será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

Actualmente, no hay cura para el esófago de Barrett. Una vez que las células del revestimiento del esófago han sido reemplazadas por células columnares, no pueden volver a la normalidad. Por consiguiente, el tratamiento consiste en ayudar a prevenir que el daño progrese, deteniendo el reflujo ácido del estómago. El tratamiento puede incluir:

  • Medicamentos
    Su médico puede recetarle medicamentos como los antagonistas de los receptores H2 y los inhibidores de la bomba de protones, los cuales disminuyen la cantidad de ácido producido en el estómago.
  • Cirugía
    La cirugía para extirpar el tejido dañado o una sección del esófago puede ser necesaria. Se conoce como fundoplicación; parte del esófago se extirpa y la sección que queda se une al estómago.
  • Procedimiento de dilatación
    Si hay estenosis (estrechez del esófago), causadas cuando el revestimiento dañado del esófago se engrosa y endurece, se usa un procedimiento llamado dilatación. Durante la dilatación, un instrumento cuidadosamente estira las estricturas y expande la abertura del esófago.