Procedimientos para el Diagnóstico del Cáncer: Una Visión General

¿Cuáles son los procedimientos para el diagnóstico del cáncer?

Cuando los síntomas sugieren que hay cáncer, su médico podría ordenar, o realizar cualquiera de los siguientes procedimientos para ayudar a diagnosticarlo definitivamente:

  • Tomar una historia médica detallada - familiar y personal.
  • Realizar un examen físico detallado.
  • Realizar un examen pélvico del útero, la vagina, los ovarios, la vejiga y el recto (sólo mujeres).
  • El Papanicolaou (en algunos países se le llama citología) podría ordenarse en el momento que se hace el examen pélvico (mujeres únicamente).
  • Examen rectal de la próstata y el recto (sólo hombres).

Otros procedimientos de diagnóstico que pueden ordenarse incluyen los siguientes:

  • Exámenes de creación de imágenes, como:
    • Rayos X
    • La tomografía computarizada (su sigla en inglés es CT o también se le llama CAT scan) - un procedimiento no invasor que toma imágenes seccionales cruzadas del cerebro o de otros órganos internos; para detectar cualquier anormalidad que pudiera no aparecer en un rayo X corriente. El CT scan puede indicar nódulos linfáticos agrandados - un signo de que el cáncer posiblemente se esté propagando o de una infección.
    • Radionucleido o exploración de medicina nuclear - Una prueba de imagen en la que una pequeña cantidad de sustancia radiactiva se inyecta en la vena. Una máquina mide los niveles de radiactividad en ciertos tejidos u órganos, para así detectar cualquier área anormal o tumores. Algunos ejemplos son la gammagrafía ósea, PET, y las exploraciones de galio.
    • El ultrasonido - una técnica de imágenes que usa ondas sonoras para producir una imagen de los órganos abdominales en un monitor, como del útero, el hígado y los riñones.
    • Las imágenes por resonancia magnética (su sigla en inglés es MRI) - es un procedimiento no invasivo que produce una vista bidimensional de un órgano interno o de una estructura, especialmente del cerebro y de la médula espinal. Las MRI pueden mostrar nódulos anormales en los huesos o en los nódulos linfáticos - una señal de que el cáncer se puede estar propagando.
  • endoscopía - uso de un tubo muy flexible con un lente o cámara (y una fuente de luz en su extremo), conectado a una pantalla de computadora, que permite ver dentro de los órganos huecos, como la vejiga o el útero. Es posible tomar muestras para biopsia a través del tubo. Las biopsias (pequeñas piezas de tejido) se puede tomar a través del tubo.
  • Los exámenes de laboratorio - para evaluar la sangre, la orina, otros fluidos, o los tejidos del tumor.
  • Las biopsias - se usan para extirpar una muestra del tejido sospechoso para que sea examinado en el laboratorio por un patólogo.

Una vez que el cáncer es diagnosticado, una evaluación se hará para determinar la extensión (la etapa) del cáncer.