Lavarse las Manos

Cómo lavarse las manos:

En el hogar o en el trabajo, lávese las manos a menudo - y adecuadamente:

  • Use agua tibia.
  • Mójese las manos antes de aplicar el jabón.
  • Frótese las manos con jabón por lo menos durante 10 segundos.
  • Enjuague sus manos cuidadosamente para eliminar todo el jabón.
  • Cierre el grifo usando una toalla de papel.
  • Séquese las manos con el secador de aire o con una toalla de papel limpia.

Lávese cuidadosamente las manos después de usar el cuarto de baño y asegúrese de que todos los miembros de su familia también lo hagan - especialmente los niños.

Lávese sus manos antes de preparar o comer los alimentos e inmediatamente después de tocar cualquier cosa que pudiera contaminar sus manos.

¿Con qué frecuencia debo lavarme las manos?

Las manos deben lavarse a menudo - más frecuentemente de lo que la mayoría de gente lo hace. Debido a que las bacterias y otros gérmenes no pueden verse a simple vista, pueden estar en todas partes. De acuerdo con los Centros para la Prevención y el Control de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, su sigla en inglés es CDC), lavarse las manos es importante especialmente cuando:

  • Prepara alimentos.
  • Antes de las comidas.
  • Después de usar el baño.
  • Después de tocar animales o desechos de animales.
  • Cuando las manos están sucias.
  • Cuando alguien a su alrededor está enfermo.

La diferencia entre la limpieza y la desinfección:

La limpieza y la desinfección son dos cosas diferentes. La limpieza se refiere solamente al uso de agua y jabón para eliminar la suciedad y la mayoría de gérmenes. La desinfección, por otro lado, se refiere al uso de soluciones limpiadoras que contienen ingredientes que matan las bacterias y otros gérmenes. Muchas superficies parecen estar limpias, pero pueden estar contaminadas con gérmenes.

El CDC recomienda lo siguiente cuando limpie, desinfecte o ambas:

Use guantes de goma cuando limpie sangre, vómito o heces y cuando tenga cortes o abrasiones en sus manos ya que estas lesiones facilitan la entrada al cuerpo de una infección. Incluso al usar guantes, lávese las manos después de limpiar o desinfectar una superficie.

  • Lea las direcciones en la etiqueta del producto limpiador, incluyendo las precauciones.
  • Primero, limpie la superficie con agua y jabón (u otro limpiador)*.
  • Segundo, use un desinfectante en la superficie y déjelo reposar durante unos minutos, según las recomendaciones del fabricante.
  • Tercero, seque la superficie con una toalla de papely deséchela, o use un paño que después deberá lavarse.
  • Cuarto, lave sus manos cuidadosamente, incluso después de usar guantes.

    *Siempre guarde las soluciones limpiadoras y otros químicos usados en el hogar en sus envases originales y fuera del alcance de los niños.

Las dos áreas más importantes del hogar que deben limpiarse y desinfectarse adecuadamente son la cocina y el cuarto de baño. En la cocina, las bacterias de los alimentos crudos pueden contaminar las superficies y la preparación de alimentos sin limpieza adecuada puede diseminar la enfermedad. Otras áreas importantes que requieren verdadera limpieza incluyen las mesas para cambiar a los niños y los recipientes para pañales.