Cáncer Pancreático

¿Qué es el cáncer pancreático?

El cáncer de páncreas es la cuarta causa más común de muerte por cáncer en hombres y mujeres en los EE.UU.. Según la American Cancer Society, 43.140 nuevos casos de cáncer de páncreas se esperaba, y 36.800 muertes se espera que en 2010. El cáncer de páncreas ocurre cuando las células malignas crecen fuera de control.

Los factores de riesgo para el cáncer de páncreas, según el Instituto Nacional del Cáncer, incluyen:

¿Qué es un factor de riesgo?

Un factor de riesgo es todo que lo puede aumentar la probabilidad que tiene una persona de desarrollar una enfermedad. Puede ser una actividad, como fumar, la dieta, los antecedentes familiares o muchas otras cosas. Diferentes enfermedades, incluido el cáncer, tienen diferentes factores de riesgo.

Si bien estos factores pueden aumentar el riesgo de una persona, no necesariamente causan la enfermedad. Algunas personas con uno o más riesgos nunca desarrollan la enfermedad, mientras que otros desarrollan la enfermedad y no tienen factores de riesgo conocidos.

No obstante, el conocer los factores de riesgo de cualquier enfermedad puede servirle como guía para llevar a cabo las acciones apropiadas, incluyendo el cambio de conductas y el monitoreo clínico para controlar la enfermedad.

  • Edad -  la mayoría de los casos de cáncer de páncreas ocurre en personas de más de 45 años.
  • Tabaquismo - los fumadores de cigarrillos pesados son dos o tres veces más propensos que los no fumadores a desarrollar cáncer de páncreas.
  • Obesidad y la inactividad física - el cáncer de páncreas es más común en personas que tienen sobrepeso y en personas que no tienen mucha actividad física.
  • Diabetes - el cáncer de páncreas ocurre con más frecuencia en los diabéticos que en los que no lo son.
  • Génerose diagnostica cáncer de páncreas a más hombres que mujeres.
  • Razalos afroamericanos son más propensos al cáncer de páncreas que los asiáticos, hispanos o caucásicos.
  • Antecedentes familiares - el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas es mayor si la madre, padre o hermanos de la persona han tenido la enfermedad.
  • La cirrosis del hígado
  • La exposición - el trabajo a los pesticidas, colorantes y productos químicos utilizados en la industria metalúrgica.
  • Algunos síndromes genéticos
  • Pancreatitis crónica - esta afección del páncreas se ha vinculado con el mayor riesgo de cáncer de páncreas.

Hay varios tipos de cáncer pancreático, incluyendo:

  • Adenocarcinoma del páncreas - el tipo más común de cáncer pancreático; ocurre en el revestimiento del conducto pancreático.
  • Cistoadenocarcinoma - un cáncer pancreático raro.
  • Carcinoma acinar de la célula - un cáncer pancreático raro.

AAlgunos tumores neuroendocrinos del páncreas se incluyen los siguientes: - que pueden ser benignos (no cancerosos) o malignos (cancerosos):

  • Insulinoma - un tumor pancreático raro, secretor de insulina, la hormona que disminuye los niveles del azúcar en la sangre.
  • Gastrinoma - un tumor que secreta niveles de gastrina mayores que lo normal, la gastrina es la hormona que estimula al estómago para que secrete ácidos y enzimas. El gastrinoma puede causar úlceras pépticas.
  • Glucagonoma - un tumor que secreta glucagón, la hormona que aumenta los niveles de glucosa en la sangre, llevando a una erupción de la piel.

¿Cuáles son los síntomas de cáncer pancreático?

Los siguientes son otros síntomas más comunes del cáncer de páncreas. Sin embargo, cada persona puede experimentar los síntomas de manera diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • dolor en el abdomen superior o parte superior de la espalda
  • pérdida de apetito
  • pérdida de peso
  • ictericia (piel y ojos amarillos y orina oscura)
  • indigestión
  • náuseas
  • vómitos

¿Cómo se diagnostica el cáncer pancreático?

Además de la historia médica y el examen médico completo, los procedimientos para el diagnóstico pueden incluir:

  • ultrasonido (También llamado sonografía.) - una técnica de diagnóstico por imágenes que utiliza ondas de sonido de alta frecuencia para crear una imagen de los órganos internos. Los ultrasonidos se utilizan para visualizar los órganos internos del abdomen, como hígado, bazo y riñones y para evaluar la corriente sanguínea a través de los diversos vasos sanguíneos. El ultrasonido se puede realizar usando un dispositivo externo o interno. 
  • Escaneado de tomografía computarida (escaneado de TC o TAC) - un procedimiento de diagnóstico por imágenes que utiliza una combinación de rayos X y tecnología de computación para producir imágenes de secciones (a menudo llamadas cortes), horizontales y verticales del cuerpo. El escaneado de TC muestra imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los huesos, músculos, grasa y órganos. Los escaneados de TC son más detallados que los rayos X generales. 
    • ultrasonido transabdominal - el médico pone un dispositivo del ultrasonido en el abdomen para crear la imagen del páncreas.
    • el ultrasonido endoscopico (EUS) - el médico inserta un endoscope, un tubo pequeño, flexible con un dispositivo del ultrasonido en la extremidad, a través de la boca y del estómago, y en el intestino pequeño. Pues el médico retira lentamente el endoscope, las imágenes del páncreas y de otros órganos se hacen.
  • Imágenes de resonancia magnética (IRM) - un procedimiento para el diagnóstico que utiliza una combinación de imanes grandes, radiofrecuencias y una computadora para producir imágenes detalladas de órganos y estructuras dentro del cuerpo.
  • Colangiopancreatografía endoscópica retrógrada (CPER) - procedimiento que permite al médico diagnosticar y tratar problemas de hígado, vesícula, conductos biliares y páncreas. El procedimiento combina los rayos X y el uso de un endoscopio: un tubo largo y flexible que lleva una luz. La extensión se guía a través de la boca y la garganta del paciente, luego a través del esófago, el estómago y el duodeno. El médico puede examinar el interior de estos órganos y detectar cualquier anomalía. Luego se pasa un tubo a través de la extensión y se inyecta una sustancia de colorante la cual permitirá que los órganos aparezcan en una placa de rayos X.
  • colangiografía transhepática percutánea (CTP) - se introduce una aguja a través de la piel y en el hígado donde se deposita el colorante (contraste) y las estructuras de los conductos biliares pueden visualizarse a través de los rayos X.
  • biopsia de páncreas - un procedimiento en el cual una muestra del tejido fino pancreático se quita con una aguja o durante la cirugía para la examinación debajo de un microscopio.
  • análisis de sangre especiales
  • Tomografía por emisión de positrones (PET, por su sigla en inglés) - tipo de procedimiento de medicina nuclear. Esto significa que durante el procedimiento se utiliza una pequeña cantidad de sustancia radioactiva llamada radionúclido (radiofármaco o trazador radioactivo) para ayudar en el examen del tejido en estudio. Específicamente, los estudios con tomografías PET evalúan el metabolismo de un órgano o tejido en particular, de manera que se evalúa la información de la fisiología (funcionamiento) del órgano o tejido, así como sus propiedades bioquímicas. Por ello, las tomografías PET pueden detectar cambios bioquímicos en un órgano o tejido que pueden identificar el comienzo de un proceso patológico antes de que puedan observarse los cambios anatómicos relacionados con la enfermedad con otros procedimientos con imágenes, como por ejemplo, la tomografía computarizada (CT, por su sigla en inglés) o la resonancia magnética (MRI, por su sigla en inglés)

Tratamiento del cáncer pancreático:

El tratamiento específico del cáncer pancreático será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su estado general de salud y su historia médica.
  • Tipo de hipotiroidismo.
  • Que tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.


Según el tipo y estadio, el cáncer de páncreas puede tratarse con lo siguiente:

  • cirugía
    La cirugía puede ser necesaria para extirpar el tumor - una sección o todo el páncreas y/o el intestino delgado. El tipo de cirugía depende del estadio del cáncer, la localización y el tamaño del tumor y de la salud del paciente. Los tipos de cirugía del cáncer de páncreas incluyen las siguientes:
    • Procedimiento de Whipple - este procedimiento implica la extirpación de la cabeza del páncreas, parte del intestino delgado, la vesícula biliar, parte del estómago y los ganglios linfáticos cerca de la cabeza del páncreas.  Alrededor del 75 por ciento de los tumores del páncreas se producen en la cabeza del páncreas, por lo que el procedimiento de Whipple es el método quirúrgico más utilizado para el cáncer de páncreas.
    • pancreatectomía distal - si el tumor está ubicado en el cuerpo y la cola del páncreas, se extirparán estas secciones del páncreas junto con el bazo.
    • pancreatectomía total - se extirpará todo el páncreas, parte del intestino delgado y el estómago, el conducto biliar común, el bazo, la vesícula y algunos ganglios linfáticos. Este tipo de operación no se hace a menudo.
    • La cirugía paliativa - para cánceres más avanzados, la cirugía puede hacerse no para tratar de curar el cáncer, pero para aliviar problemas tales como obstrucción del conducto biliar.
  • radiación externa (terapia externa de haz) - un tratamiento que envía con precisión altos niveles de radiación directamente a las células del cáncer. La máquina es controlada por el terapeuta de radiación. Como la radiación se utiliza para matar las células del cáncer y para reducir tumores, se pueden utilizar escudos especiales para proteger el tejido que rodea el área de tratamiento. Los tratamientos de radiación son indoloros y generalmente duran unos minutos. La terapia de radiación puede darse sola o combinada con cirugía y/o quimioterapia.
  • quimioterapia - el uso de medicamentos contra el cáncer para tratar las células cancerosas. En la mayoría de los casos, la quimioterapia funciona interfiriendo en la capacidad de las células cancerígenas de crecer o reproducirse. Diferentes grupos de medicamentos funcionan de maneras diferentes para combatir las células cancerosas. El oncólogo recomendará un plan de tratamiento para cada paciente. La quimioterapia puede administrarse sola o combinada con cirugía y terapia de radiación.
  • medicación (para aliviar o reducir el dolor)

El pronóstico a largo plazo de pacientes con cáncer de páncreas depende del tamaño y tipo del tumor, el compromiso de los ganglios linfáticos y el grado de metástasis (diseminación) al momento del diagnóstico.