Examen Físico: Adolescencia Masculina

¿Qué sucede durante el examen físico?

El examen físico es un aspecto importante para permanecer saludable. Los exámenes físicos deben realizarse cada año y en el caso de adolescentes antes de que practiquen algún deporte. El médico puede examinar los ojos, los oídos, la nariz, la garganta, la boca, el abdomen, la espalda, las piernas y los brazos. Otra parte importante de este examen incluye el examen de los genitales y el escroto. El escroto es la bolsa de piel que contiene y ayuda a proteger a los testículos. Los testículos producen esperma, y para hacer esto, la temperatura de los testículos necesita estar más fría que el interior del cuerpo. Esta es la razón por la cual el escroto está localizado fuera del cuerpo.

Durante el examen físico, el médico examinará los genitales, incluso el pene y los testículos. El médico puede solicitarle al adolescente que tosa mientras examina el escroto. A pesar de que ésto puede ser bochornoso para el adolescente, es necesario para ayudar a evaluar la presencia de hernias o tumores.

Una hernia es cuando parte del intestino presiona hacia abajo dentro del escroto desde el abdomen. Si una persona tiene una hernia, esta parte del intestino puede quedarse atrapada dentro del escroto, ocasionando problemas serios. El médico examina eso cuando le solicita al hombre que tosa mientras palpa la parte interior de la bolsa escrotal. Las hernias pueden sentirse cuanda la persona tose y el intestino presiona hacia abajo. Las hernias se pueden corregir con cirugía.

Los tumores son crecimientos que ocurren a través del cuerpo incluyendo los testículos. Los tumores testiculares son raros en los adolescentes, pero el médico tratará de detectarlos durante el examen. El médico le dará instrucciones al hombre de cómo examinarse él mismo.

El adolescente masculino debe saber que a pesar de que esta parte del examen físico puede ser bochornosa, es necesaria para estar seguro de que no hay problemas.