Cuándo Pedir Ayuda

Fotografía del personal de respuesta para emergencias haciendo una llamada

Siempre que se sienta incómodo ante una situación médica, llame al 911 (o a su número local para emergencias), acuda a la sala de emergencias más cercana o llame a su médico de familia.

A continuación se enumeran diversas situaciones y condiciones médicas que requieren atención médica inmediata; sin embargo, debe tener en cuenta que la lista no está completa sino que constituye tan sólo una serie de ejemplos.

  • Dolor u opresión en el pecho o en el abdomen.
  • Dificultad para respirar o falta de aliento.
  • Herida punzante.
  • Lesión en la médula espinal, la cabeza o el cerebro.
  • Quemadura grave.
  • Intoxicación (incluidas las intoxicaciones por alimentos, productos químicos, plomo o gases).
  • Hemorragia que no cesa después de aplicar presión.
  • Alteraciones de la movilidad o la sensibilidad después de una lesión o una caída.
  • Picaduras o mordeduras humanas o de animales.
  • Rotura de un hueso.
  • Dolor fuerte en cualquier parte del cuerpo.
  • Reacción alérgica grave.
  • Vómito grave o persistente.
  • Mareo, debilidad o trastornos de la vista repentinos.
  • Ideas suicidas u homicidas.
  • Alucinaciones y pensamientos confusos.
  • Rigidez en el cuello junto con fiebre o dolor de cabeza.
  • Tamaño desigual de las pupilas, pérdida de conocimiento o ceguera.
  • Aturdimiento o vómitos repetidos después de una lesión en la cabeza.
  • Sobredosis de drogas.

Cuándo Pedir Ayuda:

Recuerde, pida ayuda siempre que se sienta incómodo ante una situación médica. Actuando con rapidez puede evitar una emergencia seria y quizás salvar una vida.