Halitosis (Mal aliento)

¿Qué es la halitosis?

La halitosis es una condición de la salud oral caracterizada por el aliento fétido persistente. A menudo, identificar la causa del mal aliento es el primer paso hacia el tratamiento de esta condición prevenible.

¿Qué causa el mal aliento?

Existen tantas causas del mal aliento como fuentes de bacterias en la boca. La halitosis puede ser causada por lo siguiente:

  • Ciertos alimentos.
    Los alimentos que usted come contribuyen en gran medida al cuidado de su salud oral, incluyendo el aliento. Los productos como el ajo y las cebollas, o cualquier alimento, son absorbidos por la corriente de la sangre, son transferidos a los pulmones y expulsados al aire que usted respira. Hasta que el alimento sea eliminado por el cuerpo, la posibilidad de que afecte el aliento de una persona está presente.
  • El cuidado escaso de la salud oral.
    Sin el cepillado ni la limpieza con hilo dental adecuados y continuos, y sin exámenes rutinarios realizados por su dentista, los alimentos permanecen en la boca, que es un terreno para la reproducción de bacterias, las cuales, a su vez, causan el aliento fétido. La comida que se acumula en los dientes, las encías y la lengua puede causar la descomposición de las encías, lo que causa un olor y sabor poco agradables en la boca.
  • La limpieza inadecuada de la dentadura postiza.
    Las dentaduras postizas que no se limpian adecuadamente pueden estar acumulando bacterias y partículas de alimentos que causan el mal aliento.
  • La enfermedad periodontal.
    Uno de los síntomas primarios de esta enfermedad de las encías es el aliento fétido y un sabor desagradable en la boca. Esta condición requiere el cuidado inmediato de un profesional de la salud oral.
  • Xerostomia (boca seca).
    Esta condición a menudo es un gran contribuyente para la halitosis. Caracterizada por una reducción significativa en la producción de saliva, la boca es incapaz de limpiarse por sí misma y eliminar los restos y las partículas dejadas por los alimentos. La xerostomia puede ser causada por ciertos medicamentos, un desorden de las glándulas salivales o la respiración continua por la boca en vez de por la nariz.
  • Productos del tabaco.
    Los productos del tabaco como los cigarrillos, los puros, el tabaco sin humo y el tabaco en polvo no sólo manchan los dientes y ponen el cuerpo en peligro de contraer varias enfermedades, sino que también contribuyen al mal aliento. Los consumidores de tabaco tienen un mayor riesgo de lo siguiente:
    • Enfermedad periodontal.
    • Pérdida de la habilidad del gusto.
    • Encías irritadas.
  • Una condición médica.
    El mal aliento podría ser un indicador o un síntoma de cualquiera de las siguientes condiciones. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Consulte a su médico para el diagnóstico:
    • Infección respiratoria.
      • Infección de la nariz, la tráquea o los pulmones.
      • Bronquitis crónica.
      • Goteo post-nasal.
      • Sinusitis crónica.
    • Diabetes.
    • Desorden gastrointestinal.
    • Desorden del hígado o del riñón.

Tratamiento para la halitosis:

El tratamiento específico para la halitosis será determinado por su médico o dentista basándose en lo siguiente:

  • La salud de su boca.
  • La causa u origen de la condición.
  • Que tan avanzada está la condición.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento depende en primer lugar de la causa de la condición, incluyendo:

Causa

Posible protocolo de tratamiento

Cuidado escaso de la salud oral

Si el mal aliento es de origen oral (cuidado inadecuado de la salud oral), en la mayoría de los casos, su dentista tratará la causa del problema.

Enfermedad de las encías

Si la causa de la halitosis es una enfermedad subyacente de las encías, la condición podría ser tratada por su dentista o éste podría remitirle a un especialista de la salud oral - en la mayoría de los casos un periodoncista. Una limpieza periodontal a menudo ayudar a eliminar las bacterias y la placa que se han acumulado y están desgastando las encías.

Formación extensa de la placa bacteriana

Su dentista o periodoncista le podrían recomendar un enjuague bucal antimicrobiano (un enjuague bucal terapéutico). Asimismo, usted podría recibir instrucciones sobre cómo cepillar la lengua suavemente cada vez que se cepille los dientes para retirar el exceso de placa y bacterias.