Autopsia

¿Qué es una autopsia?

Una autopsia es el examen de un cuerpo después de la muerte. Las autopsias se realizan para determinar la causa de la muerte, o para verificar dicho diagnóstico.

¿Para qué se realiza una autopsia?

Las autopsias se realizan por varias razones, incluyendo las siguientes:

  • Cuando ocurre una muerte sospechosa, usualmente se ordena una autopsia.
  • Una autopsia puede ordenarse cuando hay una preocupación de salud pública, como por ejemplo una enfermedad misteriosa.
  • Se puede ordenar una autopsia si alguien muere sin atención médica, o si el médico que atendió a la persona no se siente cómodo al firmar el acta de defunción.
  • La familia del fallecido puede pedirle al hospital que se realice una autopsia.

¿Quién realiza la autopsia?

Las autopsias ordenadas por el estado pueden ser realizadas por un funcionario del condado, que no necesariamente tiene que ser médico. El examinador médico que realiza la autopsia es usualmente un patólogo.

¿Cómo se realiza una autopsia?

Los procedimientos de la autopsia comienzan con pasos generales y terminan con pasos específicos:

  1. Primero, se hace un examen visual de todo el cuerpo, así como de los órganos y estructuras internas.
  2. Luego, pueden realizarse exámenes microscópicos, químicos y microbiológicos en los órganos y tejidos.
  3. Todos los órganos extirpados que van a examinarse se pesan y se guarda una sección para procesarla en platinas (portaobjetos) de microscopio.
  4. El informe final se hace después de que todos los resultados de laboratorio estén completos.