Eritema Infeccioso

¿Qué es un eritema infeccioso?

El eritema infeccioso es una enfermedad vírica que da como resultado un exantema vírico. "Exantema" es otro nombre para un sarpullido o erupción cutánea. Se propaga de un niño a otro a través del contacto directo con la secreción de la nariz y de la garganta. También puede propagarse mediante el contacto con la sangre infectada. Es moderadamente contagioso y normalmente no incluye una fiebre alta, como se ve con otras condiciones cutáneas de origen vírico.

¿Qué causa el eritema infeccioso?

El eritema infeccioso está causado por el parvovirus humano. Es más frecuente en el invierno y en la primavera y normalmente se ve en los niños en edad escolar. Los brotes de la enfermedad se producen frecuentemente en la escuela.

¿Cuáles son los síntomas del eritema infeccioso?

Puede tomar de cuatro a 14 días que el niño desarrolle los síntomas del eritema infeccioso después de haber estado expuesto a la enfermedad. Los niños son más contagiosos antes de producirse el sarpullido. Por lo tanto, los niños pueden ser contagiosos antes de que incluso ellos sepan que tienen la enfermedad. También, aproximadamente el 20 por ciento de las personas que tienen el virus no tienen síntomas pero pueden propagar la enfermedad. A continuación, se enumeran los síntomas más comunes del eritema infeccioso. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:

  • Puede haber una fase temprana con los siguientes síntomas, aunque esto no es muy común. Si se presentan, los síntomas pueden incluir los siguientes:
    • Fiebre.
    • Dolor de cabeza.
    • Ojos enrojecidos.
    • Dolor de garganta.
  • El sarpullido normalmente es el síntoma primario del eritema infeccioso. El sarpullido:
    • Empieza en las mejillas y es de color rojo brillante. El sarpullido hace que el niño parezca como si hubiera sido "abofeteado".
    • Después se propaga al tronco, brazos y piernas, y dura de dos a cuatro días.
    • Puede continuar reapareciendo si el niño se expone a la luz del sol, a temperaturas muy frías o muy calientes, o si se produce un traumatismo en la piel. Esto puede continuar durante varios días.
Advertencia

Las mujeres embarazadas que hayan estado expuestas al eritema infeccioso necesitan buscar atención médica inmediatamente.

La complicación más grave de la enfermedad afecta a las mujeres embarazadas. El virus que causa el eritema infeccioso puede provocar la muerte del feto.

Los síntomas del eritema infeccioso pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte siempre al médico del niño para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica el eritema infeccioso?

El eritema infeccioso se diagnostica normalmente basándose en una historia médica completa y un examen físico de su hijo. La erupción del eritema infeccioso es única, y normalmente se diagnostica con una simple exploración física. Además, el médico de su hijo puede solicitar exámenes de sangre para ayudar en el diagnóstico.

La aspirina y el riesgo de síndrome de Reye en los niños

Nunca le dé aspirinas a un niño sin consultar antes con el médico de su niño. La aspirina, cuando se les da a los niños como tratamiento, se ha asociado con el síndrome de Reye, un trastorno infantil que puede ser grave o incluso mortal. Debido a ello los pediatras y otros profesionales de la salud recomiendan que no se utilice aspirina (ni ningún otro medicamento que contenga aspirina) para tratar las enfermedades víricas de los niños.

Tratamiento del eritema infeccioso:

El tratamiento específico del eritema infeccioso será determinado por el médico de su hijo basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Las expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento del eritema infeccioso es ayudar a disminuir la gravedad de los síntomas. Puesto que es una infección vírica, no hay cura para el eritema infeccioso. El tratamiento puede incluir lo siguiente:

  • Aumento en el consumo de líquidos.
  • Acetaminofén para la fiebre (NO Dé ASPIRINA).