Terapia Hormonal Para Cáncer De Próstata

¿Qué es la terapia hormonal?

La testosterona es una hormona masculina que se produce principalmente en los testículos y causa el crecimiento de las células prostáticas cancerosas. Por consiguiente, la disminución de los niveles de testosterona puede hacer que el cáncer de próstata se reduzca y sea menos activo.

El objetivo de la terapia hormonal es disminuir el nivel de las hormonas masculinas en el cuerpo, sobre todo la testosterona. La terapia hormonal no cura el cáncer y se suele usar para tratar a personas cuyo cáncer se ha diseminado o ha vuelto a aparecer después del tratamiento. La mayoría de los estudios demuestran que la terapia hormonal funciona mejor si se inicia en la etapa temprana.

¿Cuáles son los diferentes tipos de terapia hormonal?

Hay varios tipos de terapia hormonal, entre los que se incluyen:

  • Orquiectomía: extirpación quirúrgica de los testículos para impedir la producción de las hormonas masculinas que estimulan el desarrollo del cáncer de próstata.
  • Agonista de hormona liberadora de hormona luteinizante (LHRH): medicamentos que disminuyen la cantidad de testosterona producida en el cuerpo del paciente a través de la interferencia en la emisión normal de las señales químicas que envía la glándula pituitaria desde el cerebro a los testículos. Los medicamentos incluyen Lupron®, Viadur®, Eligard®, Zoladex® y TrelstarTM.
  • Antiandrógenos: sustancias que bloquean la capacidad del cuerpo de usar la testosterona, porque aun después de la orquiectomía o del tratamiento con agonistas de LHRH puede producirse en el cuerpo una pequeña cantidad de testosterona. Se pueden utilizar otros medicamentos hormonales durante períodos de tiempo determinados dentro del tratamiento. Los medicamentos incluyen Eulexin®, Casodex® y NilandronTM.
  • Antagonista de LHRH (Plenaxis): usado sobre una base muy limitada debido a las reacciones alérgicas de algunas personas. Dado por la inyección.

¿Cuáles son los efectos secundarios de la terapia hormonal?

Tal como sucede con el perfil médico individual y el diagnóstico de cada persona, la reacción al tratamiento es diferente en cada paciente. Los efectos secundarios pueden ser graves, moderados o ausentes. Asegúrese de consultar al equipo contra el cáncer que lo atiende sobre cualquiera o todos los efectos secundarios del tratamiento antes de su inicio.

Los efectos secundarios posibles de la terapia hormonal del cáncer de próstata pueden incluir:

  • sofocos
  • cierto grado de impotencia (incapacidad de lograr o mantener una erección)
  • disminución de la libido (deseo sexual)
  • aumento del tamaño de los senos

¿Cuánto dura la terapia hormonal?

La duración de la terapia hormonal varía, pero generalmente consta de un período de unos meses, según la situación de cada paciente. Los estudios de investigación presentados en la reunión de la Sociedad Americana de Oncología Clínica (American Society of Clinical Oncology) del año 2000 sugieren que es posible que en los hombres con cáncer de próstata avanzado localizado, la terapia hormonal a largo plazo (por dos años adicionales) controle mejor la enfermedad que la terapia hormonal de corta duración. Siempre cconsulte a su médico para obtener más información sobre la terapia hormonal.