Narcolepsia

¿Qué es la narcolepsia?

La narcolepsia es un desorden neurológico crónico del sueño. Afecta al sistema nervioso central. La narcolepsia es un desorden genético, pero su causa es aún desconocida.

La característica principal de la narcolepsia es el sueño excesivo y abrumador durante el día, incluso después de haber dormido bien por la noche. Una persona con narcolepsia es propensa a estar soñolienta o incluso quedarse dormida en momentos y lugares inadecuados, y los ataques de sueño pueden suceder con o sin aviso.

Pueden producirse varios ataques en un mismo día, la somnolencia puede persistir durante largos períodos de tiempo y el sueño en las horas de la noche puede ser fragmentado al despertarse frecuentemente.

¿Cuáles son los síntomas de la narcolepsia?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la narcolepsia. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Somnolencia excesiva durante el día (su sigla en inglés es EDS) - un deseo abrumador de dormir en momentos inadecuados.
  • Cataplejía - pérdida repentina del control de los músculos, que puede ir desde una ligera debilidad hasta el colapso total.
  • Parálisis del sueño - es la incapacidad para hablar o moverse durante aproximadamente un minuto al quedarse dormido o al despertar.
  • Alucinaciones hipnagógicas - imágenes y sonidos muy vívidos y que suelen producir terror al quedarse dormido.

Entre los síntomas secundarios o auxiliares se incluyen los siguientes:

  • Conducta automática - la persona realiza tareas de forma rutinaria, sin ser consciente de ello y con frecuencia olvidándolas.
  • Sueño nocturno interrumpido, con varios períodos de vigilia.
  • Puede haber otros problemas, que pueden ser debidos a los síntomas primarios, a efectos secundarios de los medicamentos o ser el resultado de la lucha continua para hacerle frente a la situación, entre ellos se incluyen los siguientes:
    • Sensación de fatiga intensa y continua falta de energía.
    • Depresión.
    • Dificultad para concentrarse y recordar.
    • Problemas visuales (al enfocar).
    • Atracones de comida.
    • Debilidad en las extremidades.
    • Problemas con el alcohol.

¿Cómo se diagnostica la narcolepsia?

Además del examen y la historia médica completa, los procedimientos para diagnosticar la narcolepsia pueden incluir los siguientes:

  • La combinación de la EDS y la cataplejía proveen pruebas para el diagnóstico médico preliminar.
  • Exámenes de laboratorio - para confirmar el diagnóstico y planificar el tratamiento, incluyendo:
    • Polisomnografía nocturna (su acrónimo en inglés es PSG) - para determinar la presencia de EDS y tal vez de otras causas subyacentes de este síntoma.
    • Examen de Latencia Múltiple del Sueño (su sigla en inglés es MSLT) - para medir la aparición del sueño y la rapidez con que se presenta la fase del sueño de movimientos rápidos de los ojos (su sigla en inglés es REM).
    • Examen genético de la sangre - para medir ciertos antígenos que suelen encontrarse en las personas con predisposición a la narcolepsia.

¿Cómo se trata la narcolepsia?

El tratamiento específico será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y su historia médica.
  • Que tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El objetivo del tratamiento en la narcolepsia es que el paciente permanezca lo más despierto posible durante el día y disminuir los episodios recurrentes de cataplejía utilizando la mínima cantidad de medicamentos posible.

  • Medicamentos - la somnolencia excesiva durante el día y la cataplejía se tratan por separado, se suelen recetar estimulantes del sistema nervioso central para la EDS y antidepresivos tricíclicos para la cataplejía.
  • Siestas terapéuticas - dos o tres siestas cortas durante el día ayudan a controlar la somnolencia y a mantenerse despierto.
  • Alimentación adecuada.
  • Ejercicio regular.