Prevención del Cáncer de la Piel

Fotografía de una anciana trabajando en el jardín, usando un sombrero de ala ancha

Prevención del cáncer de la piel:

La Academia Americana de Dermatología (American Academy of Dermatology, su sigla en inglés es AAD) le ha declarado la guerra al cáncer de la piel y recomienda estos pasos preventivos:

Usar ropa protectora, incluyendo un sombrero con ala de 4 pulgadas.

A plicar protector solar en todo el cuerpo y evitar el sol del mediodía desde las 10 de la mañana hasta las 3 de la tarde.

Usar regularmente un protector solar de amplio espectro (su sigla en inglés es SPF) de 15 o mayor, incluso en los días nublados.

Los seis pasos siguientes han sido recomendados por la AAD y por la Fundación del cáncer de la piel (Skin Cancer Foundation) para ayudar a reducir el riesgo de quemaduras solares y de cáncer de la piel.

  1. Reduzca al mínimo la exposición al sol del mediodía, entre las 10 de la mañana y las 3 de la tarde.
  2. Aplique protector solar que tenga por lo menos un SPF-15 o mayor, que proteja contra los rayos ultravioleta de ambas longitudes de onda UVA y UVB, a todas las áreas del cuerpo que estén expuestas al sol.
  3. Vuelva a aplicar el protector solar cada dos horas, incluso en los días nublados. Aplique nuevamente después de nadar o de sudar.
  4. Use ropa que le cubra el cuerpo y le proteja la cara. Los sombreros deben proporcionar protección a la cara y a la parte posterior del cuello. El uso de gafas de sol reducirá la cantidad de rayos que alcanzan el ojo filtrando hasta el 80 por ciento de los rayos y protegiendo los párpados así como el lente.
  5. Evite la exposición a la radiación ultravioleta (UV) de lámparas solares o bronceadores de salones de belleza.
  6. Proteja a los niños. Evite que se expongan al sol de manera excesiva cuando el sol es más fuerte (entre las 10 de la mañana y las 4 de la tarde) y aplique abundante y regularmente protector solar a los niños de 6 meses de edad y mayores.

    La Academia Estadounidense de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) aprueba el uso de protectores solares en bebés menores de 6 meses de edad si no se dispone de ropa adecuada ni sombra. Según la AAP, el uso de un protector solar en pequeños sectores de la piel de un bebé no es dañino. Los padres deben intentar evitar la exposición solar y vestir al bebé con ropa ligera que cubra la mayor parte de la piel. Sin embargo, los padres también pueden aplicar una cantidad mínima de protector solar en el rostro y el dorso de las manos del bebé.

Recuerde, la arena y el pavimento reflejan rayos UV incluso debajo de la sombrilla. La nieve es también un buen reflector de rayos UV. Las superficies reflexivas pueden reflejar hasta un 85 por ciento de los rayos solares dañinos.


Más Información