Viajar Durante el Embarazo o Cuando Está Dando el Pecho

Consideraciones especiales para viajar cuando está embarazada:

Aunque los viajes durante el embarazo son normales y ocurren con mucha frecuencia, es importante que las mujeres embarazadas consideren los problemas potenciales que pueden producirse cuando piense en realizar viajes al extranjero. Las mujeres embarazadas deberían considerar también la disponibilidad de cuidado médico de buena calidad en los países que vayan a visitar, antes de viajar al extranjero. Las inmunizaciones pre-conceptuales se prefieren sobre la vacunación durante embarazo

De acuerdo con el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists), la época más segura para viajar para una mujer embarazada es el segundo trimestre de su embarazo - de la semana 14 a la 28. ésta es la época en la que la mujer se siente mejor y tiene menos riesgo de sufrir un aborto espontáneo o un parto prematuro. Durante el tercer trimestre (semanas 25 a la 36), muchos médicos aconsejan permanecer dentro de un radio de 300 millas de la casa debido a problemas tales como hipertensión, flebitis, parto falso y, o prematuro. Generalmente, a las mujeres no se les permite viajar en avión después de las 36 semanas de embarazo en los vuelos domésticos, y después de las 32 a 35 semanas en los vuelos internacionales. En cualquier momento durante el embarazo, la decisión de viajar y la distancia del viaje debe ser tomada conjuntamente entre la mujer embarazada y su médico.

De acuerdo con los Centros para la Prevención y el Control de las Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, su sigla en inglés es CDC), se debería advertir del peligro de viajar durante el embarazo a las mujeres con las siguientes condiciones. Puesto que la lista de debajo podría estar incompleta, es importante consultar su historia médica personal con su médico antes de planear un viaje.

  • Antecedentes de aborto.
  • Cérvix incompetente.
  • Antecedentes de embarazos ectópicos.
  • Antecedentes de partos prematuros o rotura prematura de las membranas.
  • Antecedentes de anormalidades en la placenta o anormalidades en el momento actual.
  • Amenaza de aborto o hemorragia vaginal durante el actual embarazo.
  • Embarazo múltiple (más de un feto) en el presente embarazo.
  • Antecedentes de toxemia, hipertensión o diabetes con cualquier embarazo.
  • Antecedentes de infertilidad o dificultad para quedarse embarazada.
  • Primer embarazo a la edad de 35 años.
  • Enfermedad valvular del corazón o insuficiencia del corazón congestiva.
  • Antecedentes de enfermedad tromboembólica.
  • Anemia severa.
  • Disfunción crónica de un sistema de órganos que necesite intervenciones médicas frecuentes.

Asimismo se debería aconsejar a las mujeres embarazadas del peligro al viajar a los siguientes destinos que presentan riesgos adicionales. Como la lista de debajo podría ser incompleta, es importante consultar sus planes de viaje con su médico antes de planear un viaje.

  • áreas de altitudes elevadas.
  • áreas endémicas para una enfermedad o con brotes en ese momento de infecciones transmitidas por insectos o alimentos que ponen en peligro la vida.
  • áreas donde la malaria es común.
  • áreas donde se recomiendan o requieren las vacunas con virus vivos.

Consejos saludables para viajar durante el embarazo:

  • Anticipe cualquier complicación o emergencia que podría surgir antes de su viaje. Asegúrese de que su seguro de salud es válido mientras usted está en el extranjero, y compruebe si la póliza cubrirá a su recién nacido, en el caso de que usted de a luz mientras está fuera. Puede que usted quiera considerar obtener una póliza de seguro para viajes suplementaria y, o una póliza de seguros para una evacuación médica.
  • Investigue las instalaciones médicas en su lugar de destino. Las mujeres en el último trimestre de embarazo deberían buscar instalaciones que puedan controlar las complicaciones del embarazo, la toxemia y las cesáreas.
  • Si usted va a necesitar cuidado prenatal mientras está en el extranjero, haga los arreglos necesario antes de iniciar su viaje. Consulte con su médico para determinar la mejor forma de manejar esto.
  • Sepa su tipo de sangre y asegúrese de que la sangre es examinada para el virus VIH y el virus de la hepatitis B en las zonas que va a visitar.
  • Compruebe la disponibilidad de bebidas y alimentos seguros, incluyendo agua embotellada y leche pasteurizada, en sus destinos.
  • Si viaja por avión, solicite un asiento de pasillo en la mampara, que proporciona más espacio y es más cómodo. Si los malestares matinales son un problema, trate de programar el viaje durante la hora del día cuando usted generalmente se siente bien. Los asientos del ala en la parte media del avión proporcionarán un viaje más suave.
  • Trate de caminar cada media hora durante un vuelo suave, y flexione y extienda sus tobillos frecuentemente para prevenir la flebitis.
  • Póngase su cinturón de seguridad a nivel de la pelvis.
  • Beba bastantes líquidos para contrarrestar el efecto deshidratante de la baja humedad en las cabinas de los aviones.
  • Trate de descansar todo lo que le sea posible mientras está fuera. El realizar ejercicio y actividades durante el embarazo es importante, pero trate de no sobrepasarse.
Nota sobre los bebés y los viajes en avión:

Los bebés son particularmente susceptibles a sufrir dolor con el colapso de las trompas de Eustaquio durante los cambios de presión en el despegue y el aterrizaje. Dar el pecho a su bebé durante estas horas puede a menudo aliviar mucho este malestar ya que el reflejo de succión ayuda a activar el músculo que abre el tubo de Eustaquio, eliminando la presión en el oído medio.

Consideraciones especiales para viajar cuando está dando el pecho:

Dar el pecho le proporciona a los bebés el inicio más nutritivo en la vida, así como también les proporciona una protección importante frente a determinadas infecciones. Sin embargo, los viajes al extranjero mientras está dando el pecho pueden presentar desafíos. A continuación se señala la información que las madres que estén dando el pecho deberían considerar cuando viajen.

Para las mujeres que están únicamente dando el pecho, no existe preocupación sobre la esterilización de los biberones o la disponibilidad de agua limpia. Las mujeres que estén dando el pecho podrían ser inmunizadas para protegerse frente a enfermedades, dependiendo de su itinerario. Sin embargo, existen determinadas enfermedades, tales como la fiebre amarilla, el sarampión y la meningitis meningocócica, que podrían ser una amenaza para los bebés que no pueden ser vacunados al nacer, puesto que un bebé no conseguiría protección frente a estas infecciones a través de la leche materna. Es importante consultar esto tanto con su médico como con el pediatra de su hijo antes de iniciar un viaje.

Para las mujeres que dan de pecho y fórmula suplementaria, la fórmula en polvo preparada con agua hervida es la mejor solución. Usted puede que quiera llevar un suministro de fórmula preparada en latas o biberones listos para utilizar en caso de emergencias.

Dar el pecho ayuda a disminuir la incidencia de la diarrea del viajero en los bebés. Sin embargo, si usted padeciera la diarrea del viajero, aumente su ingestión de líquidos, y continúe dando el pecho a su bebé.

Es importante que las madres que están dando el pecho vigilen sus patrones de comida y sueño, así como también sus niveles de estrés que afectarán en la producción de leche. Asegúrese de incrementar su ingestión de líquidos, evite el alcohol y la cafeína, así como también la exposición al humo.