Fiebre Amarilla

¿Qué es la fiebre amarilla?

La fiebre amarilla es una enfermedad viral que se transmite por el mosquito Aedes aegypti. Aunque es una enfermedad rara, muchos países requieren que los visitantes tengan la vacuna contra la fiebre amarilla antes de entrar al país.

Generalmente, la fiebre amarilla sólo ocurre en áfrica y América del Sur (especialmente Brasil). En América del Sur, las infecciones ocurren esporádicamente, y normalmente entre los trabajadores agrícolas y forestales. En áfrica, las infecciones ocurren principalmente en las zonas tropicales del oeste y del centro, pero también en zonas urbanas así como también en las regiones de la selva.

¿Quién tiene el riesgo de contraer la fiebre amarilla?

La fiebre amarilla puede afectar a ambos sexos, todas las edades y razas.

¿Cómo se propaga la fiebre amarilla?

Un cierto tipo de mosquito, Aedes aegypti, es a menudo el mayor responsable de la transmisión del virus.

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre amarilla?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la fiebre amarilla. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Síntomas similares a la gripe (por ejemplo, fiebre, dolor de cabeza, vómitos y dolor de espalda).
  • Pulso lento y débil.
  • Sangrado de las encías.
  • Sangre en la orina.
  • Ictericia.

Los síntomas normalmente ocurren en el plazo de tres a seis semanas después de la exposición. Los síntomas de la fiebre amarilla pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Consulte a un médico para su diagnóstico.

¿Cómo puede prevenirse la fiebre amarilla?

Existe una vacuna disponible para la fiebre amarilla. Puesto que la transmisión de la fiebre amarilla no ocurre en Estados Unidos, es importante que los viajeros hablen con sus médicos sobre la necesidad de inmunizarse antes de visitar las zonas donde todavía existe la fiebre amarilla.

Se cree que las personas que han tenido la fiebre amarilla desarrollan inmunidad para toda su vida.

Tratamiento de la fiebre amarilla:

El tratamiento específico para la fiebre amarilla será determinado por su médico basándose en lo siguiente:

  • Su estado general de salud y su historia médica.
  • Que tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.