Incontinencia Urinaria

Ilustración de la anatomía del sistema urinario, vista frontal
Clic Imagen para Ampliar

¿Qué es la incontinencia urinaria (su sigla en inglés es UI)?

La incontinencia urinaria (UI) es la pérdida del control urinario, o la incapacidad de contener la orina hasta poder llegar al baño. Más de 15 millones de hombres y mujeres en Estados Unidos sufren incontinencia. UI puede pulsar en cualquier edad. Las mujeres más de 50 años son las más probable desarrollar UI. La incontinencia urinaria puede ser una condición temporal y ser el resultado de una condición médica subyacente. Puede variar desde la incomodidad de los escapes leves de orina hasta los frecuentes y severos.

¿Cuáles son las causas de la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria no es un resultado inevitable de la edad, pero es sobre todo común en las personas mayores. A menudo, se debe a cambios específicos en la función del cuerpo como consecuencia de enfermedades, la toma de medicamentos y, o el inicio de una enfermedad. Algunas veces es el primer y único síntoma de infección del tracto urinario.

¿Cuáles son algunos de los diferentes tipos de incontinencia urinaria?

A continuación, se enumeran algunos de los diferentes tipos de incontinencia urinaria:

  • Incontinencia de urgencia - es la incapacidad para contener la orina el tiempo suficiente para ir al baño. Es frecuente en personas que sufren de enfermedades como la diabetes, accidentes cerebrovasculares, demencia, enfermedad de Parkinson y esclerosis múltiple; pero puede ser el indicio de otras enfermedades o condiciones que también podrían necesitar atención médica.
  • Incontinencia por estrés - el tipo más comun de incontinencia asociado con el derrame de orina al practicar ejercicio, al toser, al estornudar, al reír, al levantar objetos pesados, o al realizar otros movimientos del cuerpo que hagan presión en la vejiga.
  • Incontinencia funcional - derrame de orina causado por la dificultad para alcanzar a tiempo el baño, debido a condiciones físicas como la artritis.
  • Incontinencia por sobrecarga - derrame de orina que ocurre cuando la cantidad de orina producida excede la capacidad de almacenamiento en la vejiga.

¿Cuáles son los síntomas de la incontinencia urinaria?

A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de la incontinencia urinaria. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir los siguientes:

  • Incapacidad para orinar.
  • Dolor relacionado con el llenado de la vejiga y, o dolor al orinar sin que haya infección de la vejiga.
  • Debilidad progresiva del chorro urinario con o sin sensación de completo vaciado de la vejiga.
  • Aumento de la frecuencia al orinar sin que haya infección de la vejiga.
  • Necesidad de alcanzar el baño rápidamente y, o derrame de orina si no alcanza el baño a tiempo.
  • Cambio o anormalidad al orinar relacionados con el sistema nervioso.
  • Anormalidades tales como accidente cerebrovascular, lesión de la médula espinal, esclerosis múltiple.
  • Derrame de orina que impide las actividades.
  • Derrame de orina que comenzó o continuó después de una cirugía.
  • Derrame de orina que ocasiona incomodidad social.
  • Infecciones frecuentes de la vejiga.

Los síntomas de la incontinencia urinaria pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la incontinencia urinaria?

Para las personas que tienen incontinencia urinaria, es importante consultar a un médico para hacerse un examen físico completo que ponga énfasis en los sistemas nervioso y urinario, en los órganos reproductores y en las muestras de orina. En muchos casos, los pacientes serán derivados al urólogo, un médico especialista en las enfermedades del tracto urinario.

Tratamiento de la incontinencia urinaria:

El tratamiento específico de la incontinencia urinaria será determinado por su médico en función de lo siguiente:

  • Su edad, su estado general de salud y sus antecedentes médicos
  • Qué tan avanzada está la enfermedad
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias
  • Las expectativas para la evolución de la enfermedad
  • Su opinión o preferencia

Puede incluir lo siguiente:

  • Ciertas técnicas de comportamiento (incluyendo ejercicios de los músculos pélvicos, biorretroalimentación y adiestramiento de la vejiga)
  • Medicamentos
  • Cirugía (si la incontinencia se relaciona con problemas estructurales, como anomalías en la posición de la vejiga o una obstrucción)
  • Modificaciones alimenticias (incluyendo la eliminación de la cafeína en el café, en los refrescos y en el té, o la eliminación del alcohol, o ambos)

Control de la incontinencia urinaria:

Se dispone de muchos productos y dispositivos para controlar la incontinencia urinaria. Existe ropa interior absorbente diseñada específicamente que no es más abultada que la ropa interior normal y puede usarse cómodamente bajo la ropa corriente. Otros productos para la incontinencia incluyen pañales de tela lavables para adultos o pañales de tela contorneados con cubiertas plásticas.

En algunos casos, dependiendo del tipo de incontinencia y después de que otros métodos de control hayan demostrado ser ineficaces, es posible que se inserte un catéter en la uretra para recolectar la orina. Los catéteres pueden utilizarse ocasionalmente o en forma permanente, en cuyo caso se conecta un tubo a una bolsa que se fija en la pierna. Los hombres pueden utilizar un tipo de catéter externo, dispositivo catéter tipo condón, que se coloca sobre el pene y se conecta a una bolsa que se fija en la pierna.

Consulte a su médico las preguntas relacionadas con el control y el tratamiento de la incontinencia urinaria.